Decreto efectivo en CDM, Miércoles 16 de Abril 2014, 2:30 a.m.

Obviamente ya es tarde (debido a la hora en que empiezo a escribir esta crónica), realmente no se si debería, pero fuera de la "obligación" ya sentía que debía escribir respecto al tema algo que pase en mi vida alrededor de la cerveza, así que tratare de ser breve...

A lo largo de los días debido a mi nuevo trabajo (el cual por cierto disfruto bastante) pero se pudiera catalogar en el termino godines, he descubierto que lo que me mantiene cuerdo es lo relacionado a la cheve, ese liquido seductor generalmente amarillo que me pone a temblar las rodillas después de llegar de la jornada laboral y me da una totalidad de felicidad. Quisiera que fuesen más días a diario, sin embargo, por "recomendaciones" cercanas debería de "bajarle el pedo" a mi consumo de cerveza diaria.

La realidad es que fuera del día a día es lo que termina haciendo mi día un ciclo "satisfactorio", no por el hecho que al llegar del jale una cerveza lo arregla todo, pero que en la mayoría de los casos termina cerrando un día laboral como algo completamente 360, es decir, no es algo que termine haciendo mi día mejor, pero si algo que termina cerrando con una sonrisa un día general para continuar el día siguiente, (ojo, no pretendo hacer referencia al consumo diario de bebidas alcohólicas, ya que no es mi caso, debido a que no cuento con el poder adquisitivo para disfrutar inmaculados elixires líquidos que valgan la pena todos los días).

Así que dejando de lado ese detalle, solo quiero comunicarles que dentro de lo mucho o poco que se del tema cervecero, es que me encanta disfrutar de una buena cerveza (preferentemente algo que estimule mi paladar en el rango artesanal), sin embargo uno se atiene a la consecuencias que se presentan de acuerdo a su alcance monetario del momento.

Pero bueno, ya desvarié mucho del punto, retomemos... lo importante en ésta crónica es que, después de volver a estar laborando todos los días, tengo que encontrar el momento adecuado para darme el tiempo y escribir sobre lo que de verdad me apasiona, y si, es sobre eso que mucha gente tiene en común, la cerveza de calidad.

Obviamente no tenemos mucho tiempo de estar en "la internet", sin embargo, aún no es un "experties" de nosotros el hacer reviews de cerveza, por lo tanto, desde que decidimos entrar en materia cervecera para contribuir en el medio fue obviamente tomando del mejor ejemplo actualmente: In Cervecio Felicitas. Un gran blog que imagino todos nuestros lectores deberían de tener en consideración, ya que su gran trayectoria ha despertado (por lo menos en mi caso) hacer más que tomar "nada más por que si" una cerveza, sino ser más críticos en lo que consumimos día con día, y tomar en cuenta la oferta que presenta nuestro entorno nacional e internacional en materia de cerveza.

Si, lo sabemos, en inicio agarramos como base su formato en un comienzo, y gracias a otras personas dándonos feedback y dedicándole un poco más de tiempo en exploración gramática, hemos decidido que tenemos que buscar una identidad en nuestro desarrollo literario respecto al tema cervecero. Es por eso que a partir de este momento en delante decidimos cambiar nuestra "obra gramática" en algo que se adecue más a nuestro estilo, explorando una mejor narrativa que transmita al lector una experiencia exquisita que haga de su paladar algo exquisito de leer, que derrita su paladar al leer nuestro review y que cause un efecto intrínseco en algo que no pueden dejar de leer con una excelente cerveza en mano.

Agradecemos a los interesados en el tema (que de momento dejaremos en el anonimato), ya que ellos se pueden considerar sumamente importantes en el futuro de Crónicas de Malta, en lo que eventualmente constituye una experiencia literaria del ámbito cervecero. Solo queda por mencionar que a partir de hoy nuestro formato de reviews pasa de ser una base de ICF en algo más expresivamente literario para el lector, siempre con la intención de crecer la cultura de la cervecería alternativa de México hacia el resto del mundo; como mencionamos, no pretendemos ser de momento un punto clave de referencia literal, sino poco  a poco seguir creciendo a los ojos de nuestros lectores y ser eventualmente un punto de referencia del medio.

Gracias a todos por sus criticas y recomendaciones, que a fin de cuentas nos ayuda a mejorar para transmitir lo que consumimos todos con gusto todos los días, cerveza de calidad en su máximo esplendor. Nos estamos "literalmente" tomando todos sus comentarios para darles una mejor experiencia en materia cervecera, sin más por el momento, espero disfruten la nueva experiencia literaria de Crónicas de Malta.

Seguiremos fermentando el mejor contenido al agrado de nuestros lectores.

¡Salud!

Atentamente, CDM.