Sábado con las Mujeres Catadoras de Cerveza de México

Hace ya unos sábados tuve la oportunidad y fortuna de juntarme con las Mujeres Catadoras de Cerveza de México en el D.F., ya que ellas celebraban su 3er encuentro nacional, tenía ya mucho tiempo de no ver a algunas que conocí en el festival de Tijuana el año pasado, así que fue un gran gusto poder vernos nuevamente.

Pues todo comenzó por ahí de las 11 de la mañana, la cita fue en la planta de El Portal, ahí me encontré con Kathy Pedrin, Marycruz y Guille, que me presentaron al resto de las chicas que venían de varias partes de la república, un gusto haber conocido a todas.

Esperamos a que llegara el resto de las chicas y mientras comimos unos tacos, ya cuando llegaron comenzó el tour por las instalaciones de El Portal. Comenzamos en la entrada, donde nos mostraban un buen proceso de filtración de agua para mantener un estado óptimo para cada receta, así como también para cuidar el agua que usan en otras partes del proceso para lavar el equipo. Posteriormente nos mostraron el almacén de granos y lúpulo para después pasar al fondo del primer piso donde se encuentra el resto del equipo.

Ahí tenían el resto, whirpool con macerador, varios fermentadores, molino, control de temperaturas, limpiadora de botellas, embotelladora, etc. una planta muy bien armada y aprovechada en espacio con intención de seguir creciendo. Justo cuando nos explicaban el proceso pasamos a probar directo del fermentado su Imperial Stout, que debo decir es una muy buena cerveza, robusta, balanceada con buen cuerpo y deliciosa. De ahí pasamos a otro cuarto donde estaba el almacenado de producto listo para distribución. 

En el segundo piso se encuentra las oficinas las cuales tienen mucha onda en su decoración, después en la parte trasera del mismo piso tienen un área grande donde se asoma un mural justo arriba de la planta y un tablero de basquetbol. Subiendo al tercer piso se encontraba el salón de eventos, ahí ofrecen el espacio para maridar platillos y cervezas de la casa, así como también comprar souvenirs y hacer carnes asadas con una linda vista y decoración.

El primer platillo fueron frutas frescas con la APA Drink-a-billy, fresca, refrescante y con una suave pero presente amargor cítrico, después probamos la Honey Pale Ale con un ceviche de pescado con piña, se perdía el sabor por la acidez del limón, así que no se pudo apreciar del todo, seguimos con una red ale con pizza de cebolla caramelizada, la pizza estaba rica, la cerveza no me agradó del todo (siempre tengo pedos con las red ale, pocas me gustan), seguimos con carne asada con la Porter que estaba rica y la estrella del maridaje fue la Imperial Stout con un panqué hecho con la misma cerveza. Salimos del lugar directo a sus respectivos hoteles para descansar y seguirle más noche.

Por ahí de las 8 p.m. la cita era en Brew & Botana, un bar que ya tenía rato que me invitaban y quería visitar, llegue por ahí de las 9 y la cata estaba en proceso con La Gitana (las cervezas de la casa), me senté en la barra y pedí el sampler de las 5 cervezas a probar, una APA Smash, una American IPA, Irish Red, Stout con vainilla y cacao y finalmente una tripel. Todas estaban muy ricas, pero de las que más me gustaron fueron la Irish Red, la Stout y la tripel, la vainilla y cacao de la stout estaba muy balanceados con un aftertaste a vainilla de verdad y la triple era deliciosa y balanceada.

Terminó la cata y seguimos platicando con Lalo Giménez, brew master y socio del lugar, platicamos de un montón de cosas, y una de esas que fue bastante interesante es que nunca había visto una infusión en frío para hacer radllers o randalls, la cual daba opción de tener de base varias cervezas para combinar con la fruta fresca, yo probé una con Puerco Salvaje Cream Ale, y a pesar de que la cerveza combinada no es de mi preferencia estaba fresca e interesante.

El Brew & Botana me gustó mucho, tiene una onda más pub con la decoración, la barra y los acabados, y tienen una buena selección de cervezas en barril o en botellas, de estar más cerca de donde vivo iría muy seguido, pero volveré definitivamente.

Saliendo de ahí solo los valientes se animaron a seguir de fiesta, así que ya poca gente fuimos a hacer la última escala en Escollo, ahí platiqué con las chicas un rato y volvimos a cenar para bajar el alcohol, una deliciosa pizza de cochinita y un fondant de chocolate, sí, el postre magistral que siempre presumo; ya después de unas cheves y mezcal nos fuimos directo a nuestras casas.

Agradezco a todas las chicas por la invitación y la buena onda y pues también muchas gracias por el pin y la cerveza que me regalaron, espero verlas pronto en Cerveza México, sino, el próximo año espero verlas en su 4ta reunión :)