2do Festival Cerveceros de México 2015

Se que es un poco tarde para la crónica, pero he tenido mucho trabajo últimamente y apenas me di tiempo para hacerla, pero más vale tarde que nunca. Pocos o quizá no los suficientes fines de semana al año uno se la pasa tan divertido, cuando de sorpresa recibí la invitación de parte de Eslem de In Cervesio Felicitas para asistir al festival cervecero, ya que se le complicaba por tiempos asistir, así que me puso en contacto con los coordinadores para confirmar la asistencia; así que sin más les platico cómo estuvo la cosa por allá.

El sábado 18 de Abril por ahí de las 3 p.m nos dimos la cita en el 2do Festival Cerveceros de México (Organizado por la Asociación de Cerveceros de México), en esta ocasión el evento tuvo sede en el Deportivo Lomas Altas que está muy bien ubicado y con fácil acceso para llegar (Av. Constituyentes 851 col. Lomas Altas Bosque de Chapultepec III). Llegué junto con Nico y Liz, amigos de la oficina que se sumaron para el festival, cabe mencionar que solo tenía una entrada extra y al llegar nos enteramos que los boletos se habían agotado, lo que aparentaba que alguien o todos nos fuéramos, pero de muy buena onda la raza del festival pudo echarnos la mano y pudimos entrar los tres, primer win del día.

Ya con boleto en mano nos dirigimos hacia la entrada, ahí te daban la pulsera para poder consumir cheves y también había la opción para el conductor designado que tenía derecho a dos cervezas sin alcohol, seguimos derecho y se encontraba una carpa donde al cambiar tu boleto de entrada te daban un vaso con una cerveza de elección, justo al lado estaba la entrada, al pasar un arco de madera se encontraba el paraíso. El lugar del evento era genial, el clima estaba buenísimo, la organización, decoración y ambientación fueron grandes aciertos, creo que es el 3er-4to festival que voy y que encuentro bastante agradable, un buen espacio de césped con mesas, carpas, stands y foodtrucks por doquier y el escenario al final del lugar, en medio del festival había una gran carpa que sería el lugar para pláticas de varios temas sobre la cerveza, era general hicieron del lugar un gran beer garden para todas las edades.

Debo confesar que de inicio no tenía muchas ganas de asistir a pesar de la invitación, ya que en lo personal ya he probado la mayoría de las 30 cervecerías presentes, 14 de ellas nacionales, pero tengo que decir que fue un gran acierto el haber ido, ya que al enterarme de los precios se me iluminaron los ojos, la cerveza tenía un costo promedio entre $25-40 pesos, yo me fui por la apuesta segura y compré puras de $40, y en cuanto a comida había muchísimas cosas que me hacían agua la boca, pero como llegué recién comido decidí solo tomar. A mis amigos naturalmente les gusta la cheve y tenían ganas de probar buenas cosas, así que empezamos con la primer recomendación: Sofie, una saison de Goose Island, una clásica de clásicas que me gusta bastante y que casualmente Eslem me introdujo a esa cheve que en su momento me regaló por mi cumpleaños.

El método de compra de cerveza era mediante boletos que comprabas y cambiabas por la cheve de tu elección (según el precio que hayas comprado), así que ya con cerveza en mano empezamos a recorrer el lugar y ver que otras cervecerías había, entre las que no podían faltar de cajón eran Modelo y Cuauhtémoc con varias de sus marcas y convenios, así como Calavera, Beer Factory, Josefa, Minerva, Primus, entre otras, pero al dar la vuelta gustosamente vi que dos cervecerías regias representaban Nuevo Léon, Malafacha y Bocanegra.

Seguimos con la siguiente cerveza, una 312 American Pale Wheat de Goose Island, mientras hacíamos fila para comprar una burger que se veía espectacular, ya con el botín en mano buscamos una sombra para beber y comer a gusto; justo ya por terminar se acercó el equipo de Reporte Indigo que estaba levantando un reportaje del evento (acá lo pueden ver), y pues mis amigos me empaletaron para que hablase sobre cerveza y el festival, ya tenía muchísimo tiempo que no me entrevistaban por x cosa, así que estuve algo nervioso haha pero bueno, nada que el valor líquido de la cerveza no pueda remediar para una próxima instancia.

Seguimos con el “mini tour cervecero” con mis amigos, así que ahora los llevé a probar la Dunkelweisen de Bocanegra y de pasada saludar a la banda norteña, seguimos dando la vuelta hasta llegar a la siguiente cervecería que según lo que había escuchado era una buena promesa… y resulto solo en una falsa promesa, llegamos al stand de Cervecería Josefa a probar sus cheves, la cual era una porter y una pilsner, la porter tenía mucha astringencia y un sabor raro, quizá se oxigenó el mosto, por el otro lado la pilsner tenía un ligero sabor y aroma mantequilloso y algo amargo al final, fue un mal acierto, pero bueno, ya me quité de dudas. Seguimos con la siguiente cervecería llamada La Patrona que me llamó mucho la atención cuando entramos por sus etiquetas y botellas de 22 oz. ellos tenían disponibles 3 estilos de barril, Huguiña American Pale Ale, Sta. Otilia Oatmeal Stout y Sta. Julieta Blonde Ale, definitivamente el gran acierto/descubrimiento del día, la mejor de todas fue la APA, fresca, cítrica y con buen balance de amargor y dulzura, la Blonde estaba refrescante y con un ligero final dulce lleno de sabor y la oatmeal stout estaba buena, a mi parecer solo sentí que le faltó un poco más de cuerpo pero en sabor y aroma muy bien. Quedé con muy buena impresión de La Patrona, así que decidí preguntar por el maestro cervecero Rodrigo Escudero, platicamos un poco y me comentaba que tienen poco tiempo en el mercado, pero ahora que ya tienen solida su producción en California empezarán a tener más presencia, espero poder conseguir la que probé y los otros estilos para hacerles un review.

Ya con los ánimos arriba por una buena cerveza decidimos pasar por el vaso de regalo en la entrada del festival que te incluía una cerveza, lo mejor que había de opción era la Affligem Blonde, y pues que decir, era esa o una Sol Clamato. Mientras seguíamos tomando se escuchaban bandas en el escenario, amenas, divertidas y buen música de covers de rock con toque electrónico, después música norteña y ese tipo de cosas; ya acabando la cheve fuimos por algo más así que pasamos a saludar a Urquidi de Malafacha y de pasada probar las nuevas single hop IPA que tienen, decidí probar la de amarillo, y pues la encontré mas o menos, si quisiera que en aspecto fuese menos turbia, ya que no es algo agradable en el estilo. Ya eran por ahí de las 7:30 y teníamos tiempo para acabarnos la última cerveza, así que mientras fui al baño y en el camino me di cuenta que había otra zona del festival, esta era más enfocada en activaciones de marca, talleres explicativos y otras actividades de entretenimiento como karaoke, pero como veníamos para la cerveza se nos fue todo el tiempo en eso; y antes de partir fuimos por la última cerveza a Primus y pedimos la Jabalí Hellesbock, ya me la habían recomendado y efectivamente buena cerveza para cerrar el festival. Ya habiendo acabado y el evento ya cerrando por ahí de las 8 p.m. íbamos de salida, de pasada fui a ver en la tienda de venta para llevar si tenían Sofie para llevarme unas 4, pero por alguna extraña razón no las tenían a la venta, eso hubiera cerrado muy bien el día; por otro lado lo que si creo que pudiera mejorar es en poner más baños, llegó un punto en que no había los suficientes.

IMG_8335.JPG

En general el festival lo encontré muy bien, en cuestión personal si me gustaría ver más oferta de otras marcas, pero es entendible ya que es son de un mismo grupo. A continuación los higlights generales del festival:

  • Bien por los precios accesibles en cerveza.
  • Transporte gratuito de ida y regreso en el festival.
  • Organización, ambientación, música y logística de compra de tickets para cheve, excelente.
  • Pláticas al público en general.
  • Áreas familiares, juegos y karaoke.
  • La comida en calidad y oferta de bastantes foodtrucks.
  • El lugar fue una gran elección.
  • Sofie de Goose Island a $40 pesos.
  • Cervecería La Patrona, en especial la APA.

De antemano quisiera agradecer y felicitar a la Asociación de Cerveceros de México por un festival muy bien organizado, así como también por la invitación y atención que me dieron, espero volver el próximo año, y se que será aún mejor que el anterior.