Festival de la Cerveza Monterrey 2015

Nuevamente llega el festival de cerveza artesanal más importante del noreste, la segunda edición de este festival tenía a mucha gente a la expectativa, ya que a diferencia del año pasado, se venía aún más grande en expositores, espacio y entretenimiento; tuvimos la oportunidad de estar por ahí el sábado, ya que íbamos con mucha prisa y pendientes ese fin de semana a Monterrey, así que les cuento cómo estuvo el día más ajetreado del festival.

Llegamos Keren y yo el sábado 16 de Mayo al estacionamiento trasero de la Arena Monterrey, hacia un calor infernal, habiendo llegado del D.F. donde la temperatura máxima en estas épocas anda alrededor de los 26º y ese día el “noreste caliente” nos recibía con unos 40-45º y con mucha humedad por las recientes lluvias, la plancha del estacionamiento nos cocinaba lento pero constante, sin embargo teníamos en mente la misión de pasarla genial y tomar buena cerveza.

Las largas filas del estacionamiento hicieron que huyéramos a estacionarnos hasta dentro del Parque Fundidora y de ahí caminar hacia el evento, del cual salió el primer imprevisto que considero deberían tomarlo en cuenta para el próximo año, como llegamos por atrás había una puerta de acceso que no permitían la entrada pero ya estábamos justo ahí, nos dijeron que teníamos que bajar al estacionamiento y volver a subir para entrar por la entrada principal, creo que hubiera sido más fácil tener dos entradas/salidas, ya que de igual forma no nos dejaron salir por ahí para llegar a nuestro auto, muy mal por ese lado, pero bueno, fueron más cosas buenas que malas.

Ya en la entrada esperaba a que me dieran mis pases de prensa, nunca aparecí en la lista, y pues ahí llegó mi amigo Juan de The BeerBox Tec a pasarnos unos boletos, adentro nos esperaba Luis, Esaú y Krizia listos para echar buen desmadre, ya extrañaba a los amigos. Inmediatamente empezamos a dar la vuelta por el lugar para hacer buen “scouting” y decidir qué cerveza sería la indicada para empezar, así que fuimos directo al stand de The BeerBox y pedimos una Beer Camp Hoppy Lager 2015, cerveza colaborativa de Sierra Nevada y Ballast Point que surgió el año pasado para El Beer Camp 2014 de Sierra Nevada, una deliciosa y fresca cerveza, más hoppy lagers de estas en la vida por favor. De ahí seguimos dando el roll por el lugar y me tope a varios amigos que ya extrañaba un buen: Hector de The Beer Company, Juan de The BeerBox, Jahir de EIVBSA, Mawi de Beer Solo, Juan de Cervecería Obelisco, Puche de Cervecería La Groovy, Homero de Mermeladas 22-12, Los Albur, Propaganda, Mike de Lúpulo Cerveza Store e Iván Morales y Diego de Insurgente.

El lugar era como mínimo 2 veces más grande que el anterior festival, se veía un gran numero mayor de expositores y nuevas cervecerías, tanto locales como nacionales, incluso hubo una generosa cantidad de foodtrucks y otras activaciones de marca que le iban como “cebolla al asador”, ya que la activación de Asadores Weber te daba la oportunidad de probarlos haciendo un platillo a tu gusto mientras bebias tu cerveza favorita, y si querías algo más atascado podías jugar beer pong en el stand de Bracino. La música hizo un papel muy importante, habiendo dos escenarios en cada esquina se llegó a hacer un buen grupo de gente bailando a diversos estilos musicales, que conforme pasaba el tiempo el lugar se volvió un mar de gente, pero nosotros seguimos con toda la fiesta. Continuaba dando la vuelta y me acerqué al stand de Paso del Norte, unos amigos cerveceros de Chihuahua que conocí el año pasado, este año venían aún más preparados con nuevas cervezas las cuales disfruté mucho y obviamente también me dio mucho gusto volver a verlos por estos rumbos. También me dio mucho gusto ver que The Beer Company trajo la cerveza Caravana Amber Ale de mi amigo Radical OH, por ahí me dijeron que había pedos con la carbonatación, y pues eso aveces es difícil controlarlo/cuidarlo en el trayecto, sin embargo, les puedo asegurar que siendo un estilo que no me llama mucho la atención en general, es de mis cervezas favoritas que he descubierto en D.F. acá siempre está al puro pedo y bastante sabrosa, si andan por acá háblense y vamos por unas ;)

Esta ocasión fue algo difícil poder probar de todo en un solo día, ya que había bastante oferta, cada stand ofrecía desde 3 cervezas y algunos hasta 10 opciones, ya sean locales, nacionales o internacionales, pero en general de lo que probé casi todo estuvo muy bien. De las cervezas nuevas que pude probar resaltaron las siguientes:

  • Beer Camp Hoppy Lager 2015 - Sierra Nevada
  • 2do Palo Smoked Porter - Albur
  • Bitter Summer ESB - Big Bad Brewing (3B)
  • Witbier - Cervecería Paso del Norte
  • Coffee Oatmeal Scout - Cervecería Paso del Norte
  • Imperial IPA Aniversario - Wendlandt
  • Midnight Porter - Pedernales Brewing

De lo mejor del festival para mi personalmente fue ver varias cervecerías de Baja California, por ahí estaba presente Cervecería Mexicali, Ramuri, Baja Brewing, Border PsychoFauna, Agua MalaWendlandt e Insurgente. Por ahí de las 8-9 anduvimos cotorreando con la raza de Insurgente que tenía mucho de no verlos desde el TJ Beer Fest (les dejo links a las crónicas de esa aventura 1, 2, 3, 4) el año pasado, echando buena cheve, bailando ya medio alcoholizados y también agarrando buena fiesta con Wendlandt. Después de un rato más y de darnos cuenta que estábamos ya tomados lo suficiente para no llegar a hacer estragos, nos dimos la tarea de despedirnos y retirarnos triunfantes de un año más de festival.

Como en cualquier evento siempre hay detalles imprevistos que pudieran llegar a pasar, aquí incluyo algunos aciertos y áreas de oportunidad del festival:

Aciertos

  •  Alrededor de 60 cervecerías nacionales y extranjeras, por consecuencia una cantidad estúpidamente genial de cervezas por elegir.
  • Buena cantidad de foodtrucks.
  • Catas y talleres.
  • Regresaron cervezas de temporada y lanzamiento de otras nuevas locales (Manota Pachona, Primer Palo de Albur y Brit IPA de Propaganda)
  • Lugar espacioso.
  • Buena música en vivo.

Áreas de oportunidad

  • No había baños suficientes para hombres y mujeres.
  • Accesos, insisto que con dos accesos/salida en ambos extremos agilizaría bastante.
  • Logística de estacionamiento.
  • Algunos pasillos podrían estar más despejados de anclas de carpas.
  • Evitar la venta de cerveza en envase/vaso de vidrio.
  • Monitorear a la gente ebria y sacarlos.
  • Cambios de último minuto en los stands de los expositores.

Tantas cervezas, tan poco tiempo y solo una vez al año, así fue un festival más que sigue creciendo y tomando (see what I did there?) mucha fuerza en la Sultana del Norte (acá les dejo la crónica del año pasado), esperamos el próximo año con bastantes ganas y ojalá podamos asistir más días, por lo pronto me quedo muy contento con el festival, por ahora solo queda esperar la próxima aventura en el Tour of Awesome III organizado por los amigos de In Cervesio Felicitas. ¡Nos vemos el próximo año!