Tour of Awesome III - Capítulo 2

Día 2 - Sábado 4 de Julio 2015

Coronado Brewing Co.

Después de una merecida descansada y refrescada del baño matutino, estábamos listos para partir al 2do día de aventuras en el reino mágico de California, nos preparábamos para zarpar en las aguas frescas de colores dorados y oscuros, donde las sirenas son muy reales y te seducen con sus potajes hasta comer tu alma, exacto, nuestro primer destino se encontraba en Coronado Brewing. Era un buen sábado que pretendía estar con mucho movimiento debido al Día de la Independencia de nuestro vecino país, pero con sorpresa nos dimos cuenta al atravesar el umbral de la entrada de: es muy temprano y por eso no hay nadie, o somos los únicos borrachos a estas horas, cualquiera de las dos es válida.

Nos sentamos en la barra Keren, yo, y el resto de la tripulación, cada quién a satisfacer su sed personal. Como el día anterior había tomado desmesuradamente hoy tenía como objetivo llegar cuerdo hasta el final, así que empecé leve con una Silver Stardar Saison (tal cual como su nombre, muy standard) y algo más célebre e interesante, la Señor Saison con jalapeño y piloncillo, la cual encontré muy refrescante, con un buen aroma y un ligero retrgusto a jalapeño, el piloncillo no lo detecté, esta se me antojaba como para unos nachos bien groseros con chilli beans, de ahí hubo algunos otros tasters de varios estilos que no me fueron muy relevantes, por el contrario, si hubo algo que me gustó mucho fue la Barrel Aged Old Scallywag, una American Barleywine muy sabrosa aunque con un final evidente alcohólico, buenos toques de bourbon, maderas, melazas y tostados dulces. Tomamos y exploramos un poco el lugar hasta que zarpamos al siguiente lugar, como estábamos por enfrentar grandes batallas tuvimos que visitar al herrero para armarnos (y no solo de valor).

Llegamos a Alesmith, una gran cervecería con mucho crecimiento, tanto así que seguro esta será la última visita en su ubicación actual ya que muy cerca tendrán su nueva planta, y la anterior quedará en las manos del gitano que todos amamos: Mikkeller, así que en unos meses esperemos entren ambos en operación y esperaremos más de sus increíbles colaboraciones, y también para visitarlo en el tour del próximo año (can’t wait!). Meren y yo nos acercamos a la barra para ordenar nuestros tasters, ella le gusta mucho las pa ale, así que acordamos en que ella pedía las más tranquis y yo las más rudas. La Cream Ale estaba muy refrescante para empezar, y de ahí me brinqué del otro lado del espectro con Decadence 2014, mi primera Wheat Wine, básicamente un Barleywine hecho con trigo, y vaya que estaba poderoso y con notas muy complejas, buscaré más de este estilo en un futuro.

Regresé a bajarle la intensidad con la clásica pero no menos deliciosa San Diego Pale Ale .394 y le volví a subir con su hermana mayor versión Imperial Pale Ale llamada Hall of Fame .394, aún mejor pero con un acento más dulce. Sorprendido me quedé con la Nut Brown Barrel Aged, todos los indicios iban a que fuese una cerveza muy fuerte, pero todo lo contrario, con 5% de alcohol esta cerveza tenía un cuerpo medio robusto, aromas y sabores complejos a nuez moscada, maderas y Bourbon, todo muy bien balanceado e ideal para maridar un platillo navideño, altamente recomendada. Le seguimos con la Old Numbskull American Barleywine bastante buena y compleja que mejoraba conforme se templaba; también la Wee Heavy traía mucho en el morral. Mientras tomábamos dio la hora del tour por su planta, una planta mediana o pequeña si la comparamos con muchísimas que hay en San Diego, pero eso no les resta ni tantito con sus excelentes brebajes todo pasa a cuestión de perspectivas, mientras nosotros muy interesados en sus procesos yo acompañaba la tertulia con la deliciosamente increíble Speedway Stout <3.

El siguiente destino de altamar se encontraba donde el horizonte marítimo y el cielo se juntan al anochecer, y es ahí donde el fenómeno sucede: Green Flash. Llegamos y nuevamente nos encontrábamos con la cervecería/tasting room prácticamente para nosotros, la planta es enorme, ahí no tomamos el tour, pero nos dimos el tiempo de admirar el lugar, así que después de haber tomado mucha agua y algunas selfies en su booth estábamos listos para degustar. Empezamos con una ligera pero refrescante y deliciosa East Village Pilsner, seguida de una Beach House Ale Witbier bastante buena. Sucede que Alpine es distribuida por Green Flash, así que dada la oportunidad y las buenas lecturas que he leído al respecto, fue más que natural el probarlas, la Alpine Pale Ale muy refrescante y balanceada y la Nelson IPA más interesante; tomé otras más de Green Flash, y de las que me gustaron mucho fueron la Passion Fruit Kicker, una White IPA con maracuyá y Brett, compleja y deliciosa, buen sabor que aporta la levadura belga y el maracuyá, el brett lo sentí muy leve, quizá está aún algo joven la cerveza. Otras buenas cervezas fueron la Soul Style IPA, Ristretto with Espresso Baltic Porter (de las que más me gustó ahí), la Tripel Ale muy balanceada, y de Alpine la Captain Stout muy buena para cerrar.

El día pintaba muy bien pero ya era algo tarde así que en el tasting room Rip Current nos dimos unas chevesillas y una deliciosa pizza, y ahí prácticamente todo fue un gran acierto, y tuve muy buena impresión de las cervezas. De lo que destacó aparte de la pizza golosa fue One T American Wild Ale de Allagash, Lupulin Lust e Impact Zone American IPAs, Marine Layer Hefeweizen (estilo alemán y también en su versión americana con dry hop), San Onofre Saison, Hazardous Hazelnut Porter, y In the Curl Imperial IPA, todas de Rip Current, definitivamente buscaré más cheves de ellos en un futuro.

Green Flash

Ya bien empanzados nos dirigimos al Monkey Paw Pub & Brewers, en esta ocasión sí estaba lleno, tanto así que tuvimos que esperar a que saliera gente para poder entrar; muy acogedor el lugar y con buena vibra, pero mucha gente, pero bueno, de lo rico y sabroso ahí me pareció una Oatmeal Pale Ale y la Cornelius IIPA de la casa, aparte la Horchata Almond Milk Scout de Almanac fue algo memorable, el tiempo voló en ese lugar, así que era tiempo de partir (aparte ya no me entraba tanta cheve por estar empachado).

Ya para cerrar el día nos fuimos al famoso Hamilton´s Tabern, un lugar lleno de rudeza, taps y gente que gusta del buen beber, no estaba tan concurrido, y en esta ocasión todos llegaron cuerdos como para que los dejaran entrar y les sirvieran sus bebidas. Ahí directo llegue por la Pliny the Elder IPA de Russian River de barril, la verdad creo que tengo mala suerte con las Pliny, aveces me gusta mucho, aveces meh, y esta fue buena. La realidad se empezaba a perder y a sentirse pesar después de un largo día, así que ya andábamos happysillos, así que compramos la cerveza más cara de mi vida, $48dls (si mal no recuerdo) por la Eclipse - Java Coffee (2013) de la famosa cervecería FiftyFifty Brewing Co. la cual pagamos entre Hector y Erick, fue una muy buena decisión al final por esa rareza. Por último (también la última cerveza que recuerdo) fue la cheve que Hector y Erick me invitaron por la “despedida de soltero”, la Panneport Reserva 2008 de De Struise Brouwers, una Belgian Strong Dark Ale bastante robusta, sedosa y con muy buen balance de sabores y aromas que rondaban los frutos secos, muchas gracias por tan buen regalo :D

Nuevamente salí algo derrotado al final, pero menos que el día anterior (lo cual ya era ganancia), así que nuevamente directo a dormir como costal y recargar energías para el siguiente día lleno de más emociones.

Aprendizajes:

  • No ser aborazado
  • Pedir más tasters y menos pintas
  • Tomar más agua
  • Tomar más agua otra vez