Cucapá: El día en que la cerveza artesanal invirtió en creatividad

Tenía ya un buen rato sin escribir, entre nuevo trabajo, nuevo emprendimiento en distribución de cerveza y también un poco de falta de tiempo/inspiración (porqué mentir), pero algo que me topé en el Facebook me llamó mucho la atención el día de hoy, y me llamó aún más la atención porque es una cerveza nacional de la cual este año se empezó a hablar mucho a causa de su venta a AB inBev: La cerveza Cucapá.

Ahorita el debate está muy fuerte dentro del mundo cervecero por los temas de venderse a las macros, por x motivo, ya sea positivo/negativo según sea la postura de los puristas, los dueños, los cerveceros, los posers, los beergeeks, etc. aquí el punto es muy debatible, ya que depende de con qué lupa lo veas; pero ese no es el tema de este post, sino viéndolo de un lado de mercadotecnia publicitariame parece muy interesante como ahora con poder económico del macro pueden inyectarle dinero a la creatividad para vender cerveza (a fin de cuenta ese es el negocio de hacerla en cualquier escala).

Para hacer exitosa una marca (no solo en cerveza) hay que invertir dinero en todas las áreas, no solo en mejora de insumos, control de calidad y equipo, sino también en lo “intangible” que es el diseño y la creatividad para conectar con el consumidor que tiene muchísimas opciones. 

Una buena idea puede tener un gran impacto con mucho o poco presupuesto, este es uno de los casos que me parece genial, ya que agarrándose del trending de las elecciones de EU, ayuda a conectar y dar empatía con la marca que supo aprovechar la situación del momento a su favor, si bien es un recurso sencillo el de las playeras y gorras, el pequeño granito que aporta la creatividad es enorme, la idea de burlarse de los simpatizantes de Donald Trump y que ellos paguen la peda es algo que todo mexicano le da orgullo y satisfacción, sea o no tu marca favorita.

Por otro lado el día de hoy en un ratito estará lanzándose el spot de Tecate USA de un muro de “chelas” (cheves para la gente normal :P), la verdad con tanto presupuesto que tienen los de la agencia de NY que les maneja la marca, me da mucho que desear lo que fue el teaser donde gringos y mexicanos construyen un mudo de tecates bien amigos… quizá me hagan “tomarme” mis palabras cuando lo vea más tarde, pero dudo mucho que me vaya a hacer simpatizar tanto con la marca como lo hizo Cucapá (fuera de que una es macro y la otra artesanal de origen); así que en mi opinión Donald Trump 0, Tecate 0, Cucapá 1.

Ojalá más marcas (independientes o no) inviertan un poco en conectar con sus consumidores, porque ahí está la clave para que a cualquier lugar que vaya la gente pida su cerveza, que se traducirá en ventas y crecimiento de volumen de producción y así hasta el infinito.

Gracias Trump, nos vemos en la peda a tu salud.